Consejos para seguir una dieta saludable durante el embarazo

Todo ser humano debe tener una dieta equilibrada que le suministre los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de su organismo y así mantenerse saludable. En el caso de la mujer, por poseer el don de la maternidad, su estado nutricional es muy importante para el desarrollo físico y biológico de ella y de los hijos que pudiera tener, pues una deficiencia nutricional antes del embarazo podría conducir a complicaciones de éste tales como aborto, parto prematuro, niños de bajo peso al nacer o niños con alguna malformación congénita. 

Es común escuchar que “la mujer embarazada debe comer por dos”, pero lo correcto es decir que la alimentación en el embarazo duplica su importancia pues durante la gestación y durante la lactancia, la dieta de la madre debe aportar una cantidad adecuada de los nutrientes necesarios para mantener el buen estado de salud tanto ella de como del niño y además evitar la obesidad de la madre, ya que la misma puede producir trastornos como hipertensión arterial, anemia, diabetes gestacional, eclampsia  o la necesidad de practicar una cesárea al momento del parto a causa de un bebé muy grande. 

Durante el embarazo aumenta la necesidad de casi todos los nutrientes, pero  existe un grupo de ellos que son de gran importancia para la gestante debido a la función que cumplen en el adecuado crecimiento y desarrollo del niño dentro del útero materno, a saber calcio, hierro, ácido fólico, vitaminas A y C, omega 6 y omega 3. 

El calcio es un mineral fundamental para un adecuado desarrollo de sistema óseo y los dientes del bebé en el útero además de contribuir a un funcionamiento normal del aparato circulatorio y de los sistemas muscular y nervioso.

El hierro es un mineral fundamental para la formación de glóbulos rojos en la sangre y durante el embarazo se necesita en mayores cantidades porque el volumen sanguíneo de la gestante se incrementa ya que el bebé lo utiliza para crear su propio sistema sanguíneo y oxigenar su cuerpo. Un adecuado suministro de hierro en la dieta de la madre es importante para prevenir la anemia por deficiencia de este mineral. 

El ácido fólico como un suplemento en la ingesta de nutrientes por parte de la embarazada reduce el riesgo de un parto prematuro.

La vitamina A es muy importante durante el último trimestre del embarazo para el nacimiento de un bebé con buen peso pues en esta etapa de la gestación se incrementa la rapidez del crecimiento del bebé en el útero.

El suplemento de vitamina C en la dieta de la embarazada es importante pues su se ha asociado a un mayor riesgo de infecciones y complicaciones.

Los ácidos grasos esenciales, mejor conocidos como Omega 3 y Omega 6 son nutrientes que dan origen a importantes componentes de las membranas celulares y reguladores de la función cardiovascular y del tejido nervioso central del niño en formación.

La alimentación en el embarazo, además de cubrir todas las necesidades nutricionales de la madre y del bebé, debe preparar a la madre para el parto y asegurar la reserva energética para la lactancia, por lo tanto debe ser una dieta variada que contenga todos los grupos de alimentos: granos, cereales, tubérculos y plátanos; hortalizas y frutas; leche, carnes y huevos. Debe incluir también el grupo de grasas, aceites y azúcares, los cuales deben consumirse con moderación.

En la alimentación en el embarazo se debe evitar el consumo de café, té, alcohol y cigarrillos, los cuales contienen sustancias inhibidoras de la absorción de algunos de los nutrientes esenciales y pueden producir efectos no deseados en desarrollo del bebé. Además, se debe disminuir el consumo de sal y evitar el consumo de carne, huevos  y pescados, crudos.

La embarazada debe tener en cuenta que durante la gestación es importante el control médico mensual, pues el obstetra estará atento a que la madre se conserve en estado saludable y el bebé en formación tenga un adecuado desarrollo, además es la persona capacitada para decidir si es necesario agregar un suplemento  de nutrientes esenciales a la alimentación diaria de la gestante.

 

Share This