¡Tenemos un año confinados! Más de 12 meses han pasado desde que se detectaron, oficialmente, los primeros casos de COVID-19 en el país. Hoy la cifra de contagios supera los 170.000, y la segunda ola del miedo, la fatiga y ansiedad nos está afectando en medio de la pandemia. 

 

La ´fatiga por confinamiento´ es un conjunto de sentimientos y emociones asociadas al estilo de vida propiciado por un confinamiento total o parcial. Por lo general, constituye una forma de desgaste psicológico, y mientras dura, la persona que la desarrolla siente malestar. Nos “agota” emocionalmente, con una mezcla de estrés y ansiedad.

 

En el caso de la crisis por COVID-19, este fenómeno psicológico ha podido afectar a muchas personas, dado que durante varios meses hemos estado sometidos a la necesidad de minimizar nuestros movimientos, con todo lo que eso implica para nuestro estilo de vida y forma de socializar. 

 

De acuerdo con Daniela Capecci, psicóloga del Centro Clínico Fénix Salud, la pandemia y el confinamiento comienzan a generar en nosotros un “alto impacto” emocional que tiene importantes consecuencias en nuestra salud mental. 

 

Capecci enfatiza lo siguiente sobre el impacto emocional:

 

  1. Se triplican los niveles de depresión.

 

  1. Se cuadruplican los niveles de ansiedad, es decir, esa sensación permanente de nerviosismo que genera intranquilidad e impide disfrutar de la vida.

 

  1. Se multiplican los trastornos de sueño y desórdenes alimenticios, especialmente entre jóvenes y adolescentes. 

 

  1. De cada 10 pacientes que han sufrido por COVID-19, tres desarrollan estrés postraumático con ataques de pánico y ansiedad, que no les permiten vivir con normalidad y requiere de atención psicológica profesional. 

 

En este contexto, la psicóloga Capecci nos menciona estas recomendaciones:

 

  1. Se recomienda desconectarse de las noticias de vez en cuando. Hay una sobreinformación de la COVID-19 que genera mucha preocupación y ansiedad en la población.
  2. Aunque estés aislado, comunícate frecuentemente con las personas de tu confianza y conversa sobre cómo se sienten.

 

  1. Cuida tu cuerpo, cuida tu alimentación. Haz una rutina de actividades, cuídate de hábitos poco saludables. Muchas personas han comenzado a beber y/o fumar de más durante la pandemia, poniendo en riesgo su salud.

 

  1. Haz todos los días algo que te agrade como, por ejemplo, compartir con tu familia, ver alguna serie o película de tu agrado, meditar, hacer yoga, cocinar, entre otras cosas.

 

Otra de las recomendaciones más importantes es buscar ayuda profesional si es necesario. Por eso, en Fénix Salud queremos que cuides tu salud emocional y física, especialmente durante la pandemia. 

 

Somos Fénix Salud, a tu servicio. 

 

Share This